Consejos para mejorar tu tienda online

on .

ecommerce

Muchas personas piensan que crear una tienda online es tan fácil como recurrir a una de las plantillas e-commerce prediseñadas que existen en el mercado y ponerla en marcha. La verdad es que son una herramienta muy validas para validar tu modelo de negocio, porque están creadas para mejorar los resultados de conversión, pero por si solas no son una garantía de éxito para ningún proyecto de comercio online.

 

 

Los propietarios de pequeños y medianos negocios que quieran establecer su presencia online, pueden recurrir a ciertos tips, que permiten agilizar un proceso de compra por esta vía y, en consecuencia, los resultados de la tienda online.

 Para empezar, es necesario facilitar al máximo la navegación del usuario, reduciendo el número de páginas necesarias para llegar a efectuar la compra. Si no es así, hay muchas posibilidades de que se canse antes de que el producto llegue al carrito, y abandone la página. Igualmente, si finalmente llena su carro, es esencial que el cliente se encuentre con varias opciones de pago a su disposición, desde la tarjeta de crédito a transferencia bancaria o Paypal.  Así, se consigue generar su confianza en la tienda.

 La información, clave para el éxito

 Otro de los factores clave para mejorar el proceso de compra online es la puesta a disposición del usuario de la máxima información posible, para que pueda elegir de la  manera más cómoda y clara posible. La tienda debe tener habilitadas todas las opciones posibles de búsqueda, para que se puedan encontrar los productos de manera casi instantánea.

 En el mismo sentido, es importante que el cliente tenga en su poder todas las herramientas necesarias para hacer el proceso de selección, como información detallada de sus características, una comparación entre productos equivalentes y opiniones de otros clientes. De esta manera, se evitan muchas devoluciones posteriores porque el producto no encaje con las expectativas del comprador.

 Igualmente, la información debe estar presente en otros momentos del proceso de compra, como en la definición de las gastos de envío, que pueden acabar incrementando el importe final haciendo que no se acabe materializando el proceso de compra. En sentido contrario, también deben hacerse constar con detalle y de manera clara los descuentos que se aplican a cada producto, con el objetivo de incentivar el proceso de compra.

  Finalmente, hay que poner especial cuidado en hacer patente el modo de contacto con los responsables de la tienda online, cara a poder ofrecer una correcta atención al  cliente. De esta manera, se facilita el proceso de compra en caso de duda y a la vez se mejora la imagen de marca.

  http://www.icert.es