Tips para conseguir un buen ratio de conversión de compra online

on .

tiendasVender por Internet no es ni mucho menos tan fácil como se piensa a priori. Es muy habitual lanzar un negocio online con todas las supuestas garantías de éxito y encontrarse que no se generan beneficios inmediatos, aunque haya visitas. Es por esta razón que resulta imprescindible conocer algunos tips que permitan mejorar el ratio de conversión de la tienda desde su inicio.

Lo primero que se piensa al instalar una plataforma de negocio online es en contratar publicidad que genere tráfico a la web. De esta manera, se espera que las visitas generen ventas, pero esto no es así siempre. Para asegurarse de que, finalmente, se consigue gente que compre existen diversas posibilidades.

Los expertos en marketing resaltan la importancia de aumentar el CPC, o coste por clic. Aunque parezca algo contradictorio, las ventajas son claras:

- Recibir más clics implica la posibilidad de más conversiones
- Generar clics de palabras clave con más competencia
- Conseguir público objetivo calificado

 

Crear una buena imagen de marca

Conseguir un buen ratio de conversión también es consecuencia de seducir al usuario, por lo que es necesario crear una buena imagen de marca para la tienda online, así como mejorar la oferta de producto existente. Crear credibilidad compartiendo contenidos, incluso antes de la inauguración de la tienda y diferenciar la oferta de productos de la de la competencia por más que el precio hace ganar credibilidad y, por lo tanto, las posibilidades de conversión final. Dar imagen de profesionalidad resulta clave.


Cuidar la navegación

Igualmente, si se pretende mejorar el ratio de conversión de una tienda online, es clave cuidar al máximo el proceso técnico de navegación y compra por el que va a pasar el usuario, y que puede hacerle decidir desistir en cualquier momento antes de llegar al final del proceso.

La navegación de una tienda online debe ser lo más intuitiva y sencilla posible, facilitando el acceso a cualquier sección y haciendo que sea un proceso veloz y estable. De hecho, está demostrado que hacer esperar al usuario un segundo para cambiar de página puede resultar en una reducción del 7% en la conversión. Igualmente, hay que ser conscientes de la necesidad de aprovechar al máximo el check-out, ya que si el cliente ha llegado hasta aquí demuestra tener una actitud realmente positiva cara a la materialización de la compra.

http://www.icert.es