Métodos de pago en una tienda online

opinion-ito2A la hora de crear una tienda online, uno  de los factores a los que se presta menos atención habitualmente es la manera de cobrar las ventas que se hagan. Esto es un error importante, porque del método de pago que se dispone puede influir en la decisión de compra de muchos posibles clientes.

La verdad es que los responsables de las tiendas online deben ser conscientes de que no todos los clientes tienen las mismas preferencias para pagar sus compras, y que ante todo necesitan sentirse seguros a la hora de efectuar la transacción. Por lo tanto, es necesario ofrecer cuantas más alternativas mejor, si realmente se quiere ganar ventas.

De todos modos, hay que tener claro que no todos los métodos de pago ofrecen los  mismos beneficios a las tiendas, por lo tanto siempre se puede potenciar los más rentables ofreciendo descuentos si se opta por esta vía. Con esta estrategia,  se consigue un doble efecto: se intenta evitar el abandono de carritos en el momento del pago y, a la vez, posibilitar que el máximo número de clientes se inclinen por el mejor método para la tienda. Hagamos un repaso de las principales formas de pago online.

El contrareembolso

Sin duda, éste es uno de los métodos más clásicos de pago para las compras online. Se trata de abonar el importe en el momento en que el repartidor entrega el pedido a domicilio. Evidentemente, esto da una gran seguridad al comprador pero no es, ni mucho menos, el mejor método para el vendedor, ya que existe la posibilidad de que se den muchos pedidos fallidos y gastos derivados de ello.

A  través del banco

Existen dos maneras de canalizar el cobro de una venta online a través de los bancos. El primero es la domiciliación bancaria, que es el menos habitual porque implica que el cliente debe dar un número de cuenta corriente, al que se le girará el cobro.

La  otra opción es la transferencia bancaria, en la que la tienda proporciona un número de cuenta al que se debe enviar el dinero para que llegue el pedido. Esto, aunque es muy seguro para el cliente y la tienda, es una opción muy lenta para el funcionamiento de una tienda online y, además, puede generar el cobro de comisiones por parte del banco al cliente.

Paypal

Paypal viene a solucionar uno de los principales peligros que puede tener la compra online: el robo de datos. Se trata de una manera de pago y de cobro segura, en la que nunca se conocen los datos de la tarjeta de crédito del comprador.

Una de las ventajas de Paypal es que implementarlo en una tienda online es muy sencillo, y que permite empezar a cobrar sin tener que hacer grandes inversiones en la web. Eso sí, hay que tener en cuenta que el sistema cobra una pequeña comisión por cada transacción, y  que tiene acceso a los datos bancarios de los clientes, por lo que puede hacer cargos en cuenta si lo  considera necesario, incluso sin autorización.

El TPV virtual

El pago por tarjeta   es uno de los más habituales para los clientes españoles, ya sea a través de tarjetas de crédito o de débito. Para los clientes es perfecto, porque no representan ningún gasto extra, pero la tienda online tiene que pagar una comisión a la entidad bancaria. Además, debe instalar una plataforma segura de pago en la web, que permitirá la tarjeta bancaria del cliente a través de comunicaciones cifradas en Internet.

VISA y Mastercard usan el sistema 3D Sencure, que aún es mucho más seguro y garantiza que la tienda no tiene acceso en ningún momento a los datos de la tarjeta de crédito con la que se hace el pago. De hecho, es el banco el  que realiza todo el proceso de verificación de compra.

Hasta aquí hemos visto las formas de pago más habituales hoy en día para tiendas online en España, recuerda que tienes que tener la forma de pago preferida del comprador, cuantas más opciones tengas mejor, mayor conversión tendrás.

Otras formas de pago

No dejes de estar informado ya que constantemente aparecen nuevas formas de pago que se van extendiendo con rapidez en el mundo online, como pueden ser iupay, una forma de pago segura, donde ya muchos de los bancos españoles están aceptando este tipo de pago a través de sus TPV. Este sistema es parecido a PayPal, ya que para realizar los pagos no necesitamos introducir todos los dígitos de la tarjeta de crédito, con los seis primeros y los cuatro últimos números de la tarjeta podemos realizar el pago.
 
También el uso de los bitcoins (moneda virtual) aunque no es una forma de pago nueva sí que en los últimos tiempos han aumentado considerablemente su uso, incluso en tiendas físicas, o también las transferencias instantáneas entre bancos a través de la solución trustly, donde el cliente puede realizar el pago de tal forma como si fuera una transferencia bancaria instantánea.
 
Finalmente comentar que si estás vendiendo fuera de España posiblemente necesitarás otras formas de pago ya que hay países cercanos donde tienen otras costumbres de pago que necesitarás implementar si quieres venderles.

 

Albert Pastor

www.icert.es